Fotografiando la Casa Rural Molino de Villacelama

13 de abril de 2015

Tanto si vienes de caminar 30 kilómetros por el Camino de Santiago como si quieres descansar después de una dura semana, lo que nosotros queremos es que tu relax y desconexión de la rutina sea total. Llevamos tiempo trabajando para que esto sea posible.

En la entrada del blog de hoy os vamos contar como hicimos las fotografías para la página web que ha sido una de las tareas más divertidas a la par que difíciles. Desde el primer momento hemos querido transmitir la esencia de un lugar con tantos siglos de historia, sin dejar a un lado las comodidades de la época en la que vivimos.

Desayuno

Cuando llegas a la Casa Rural Molino de Villacelama tienes una cocina totalmente equipada para prepararte lo que desees, pero nosotros te damos la opción de que empieces el día con energía, comiendo cosas típicas de nuestra zona por 4€ por persona, esto incluye:

  • Leche (vaca o de soja)
  • Café, Cola Cao y/o té
  • Tostadas de pan de pueblo
  • Mermelada artesanal
  • Mantequilla
  • Zumo

Realizar las fotos de un desayuno puede parece fácil, pero todo tiene que estar en su sitio y bien preparado. Nos llevó bastante tiempo pero mereció la pena ¿verdad?

 

Comida

A la hora de la comida podéis pedirnos alimentos de la zona, como este rico pollo hecho al horno de leña (os lo recomendamos por ese sabor especial a leña).

Pollo al horno de leña en el salón del Molino de Villacelama

Fotografía en el salón de la Casa Rural Molino de Villacelama

También podéis probar esta exquisita empanada casera: para merendar, para irte de picnic, para cenar… Hay varios tipos, sólo tenéis que consultarnos.

Empanada en el salón del Molino de Villacelama

Empanada y tabla de quesos en el salón de la Casa Rural Molino de Villacelama

Habitaciones

Para nosotros es imprescindible que nuestros huéspedes se sientan cómodos y que disfruten de una casa en el medio rural como si fuese la suya. Por ello, hemos querido cuidar todos los detalles.

Queríamos que se apreciara la luz natural que poseen todas nuestras habitaciones, todo luce mucho más cuando entran los rayos del sol, ¿no os apetecería un desayuno en la cama mientras escucháis el canto de los pájaros entrando por la ventana?